jueves, 3 de diciembre de 2009

Dominicano de pura cepa


A pesar de todo los motivos que uste tenga para quejarse: Un AMET que fuñe, politicos corruptos, delincuencia rampante, apagones constantes, contaminacion, ruido, poco trabajo, comida cara, prostitucion, menores embarazadas, etc. y etc. Es bueno que usted sepa que este país es excesivamente pródigo. Con un pueblo de idiosincrasia muy peculiar, mire solo algunos ejemplos.

El dominicano
no se divierte: goza; no descansa: reposa;
no duerme: echa un sueño; no aspira: busca;
no llega: aparece; no posee: tiene;
no vence: domina; no organiza: acoteja;
no abraza: aprieta; no avanza: camina;
no compite: lucha; no labora: trabaja;
no ahorra: clava; no viste: luce;
no emigra: viaja; no apuesta: juega;
no consume: gasta; no bromea: relaja;
no salta: brinca; no envejece: madura;
no suma: cuenta; no resta: descuenta;
no protesta: explota… no hace el amor: echa un polvo;
Y no muere: pasa a mejor vida.

Por esa idiosincrasia tan peculiar es que se dan hechos verdaderamente fantásticos que les seguire contando en otra entrega.

Colaboracion de: Nurys De Aza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada