jueves, 4 de febrero de 2010

Como matar una mosca, segun un estudio cientifico


Todos hemos estado en esa difícil situación: Nos preparamos a comer, y una bendita mosca no nos deja dos segundos tranquilos, y si tratamos de aplastarla esta de alguna manera siempre encuentra la manera de escaparse...

Aunque no lo crean, un científico del Instituto de Tecnologías de California (CalTech) se tomó esto en serio, y decidió investigar el asunto mas profundamente.

Para obtener una respuesta, el profesor Michael Dickinson, el científico que realizó el estudio, junto con sus estudiantes de doctorado, colocaron cámaras de alta velocidad para grabar una mosca desde varios ángulos, y los resultados fueron los siguientes.

La mosca tiene un sentido tal, que en tan solo 100 milisegundos (es decir, en una décima parte de un segundo), puede reaccionar y quitarse del camino. Esto, es mucho más rápido que lo que el sistema nervioso del humano nos permite reaccionar para re-direccionar nuestra mano y alcanzar la mosca a tiempo.

Aparte de eso, la mosca tiene una visión de casi 360 grados, lo que significa que ve al frente, los lados y atrás (pero además hacia arriba varios grados mas), todo a la misma vez, lo que le permite a la mosca no solo ver la amenaza mientras se acerca, sino que reaccionar a tiempo.

Tan asombroso aun es el hecho de que parece que la mosca tiene unas "hojas de cálculo" en su cerebro que le permite calcular no solo la dirección de donde proviene la amenaza, sino que además contorsionar su cuerpo con unos movimientos gimnásticos de sus patas para salir disparada fuera del peligro, sin importar el origen de la amenaza.

Sin embargo, no todo está perdido contra esta peste: Según Dickinson, si quieres incrementar tus posibilidades de darle a la mosca, lo que debes hacer es iniciar el movimiento de tu mano hacia la mosca, pero apuntar un poco mas adelante, con el propósito de que tu mano y la mosca se encuentren en un punto diferente desde el cual la mosca estaba parada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada