miércoles, 6 de julio de 2011

El Amor en losTiempos de Crisis


Los efectos de la crisis económica mundial ya han comenzado a sentirse en todos los estratos sociales de nuestro país. Se percibe una baja en la asistencia a lugares caros y la gente se está pensando dos veces, por lo menos los que sacan dinero de su propio bolsillo a la hora de realizar gastos innecesarios.

Según los pronósticos financieros numerosas personas se verán amenazadas por la peligrosa epidemia de la prángana, conocida también como “la olla” la cual afectará todo tipo de relaciones, ya que dicen que cuando el hambre entra por la puerta, el amor salta por la ventana.

Supongo que aparecerán las quejas porque la novia saldrá poco, se sentirá sola o que ya no se le comprende. Súbitamente de la noche a la mañana descubrirá que ella y el novio NO TIENEN NADA EN COMUN. Inventará que la relación hay que relanzarla (en otros escenarios por supuesto), porque hay algo no está funcionando, o concluye que está frente a una relación que “no tiene futuro” que se perdio la magia y que se le tiene abondonada. Esto será solo el inicio de un BOICOTEO y cualquier reclamo o argumento del novio será utilizado en su contra.

La novia comenzará a incomodarse por todo. Le molestará que su hombre tome, el olor de su perfume, el color de su polo, sus chistes sin gracia y hasta le “picará” el almidón de sus camisas. Notará cosas en las que antes ni se fijaba. ¡No es que la novia sea “mala o interesada” pero lo único que la mantenia enamorada la crisis se lo llevó!

Pero hay un dicho que dice: detrás de una crisis, hay una oportunidad. Mientras para unos es una desventaja reducir su nómina sentimental, muchos jóvenes lo ven como una mejoría para disminuir la competencia feroz por la conquista femenina, ya que los que tienen dinero se encargaban de sacar del mercado a los que financieramente no podían competir con ellos. Porque un alto porcentaje de la emergente generación femenina busca conseguir quien la saque de la olla, no quien la entre en ella.

La crisis financiera no debe ser motivo de disociación de la pareja, sino que muchas veces pone a prueba el verdadero amor. Si usted tiene que hacer sacrificios econmicos para impresionar a su jeva, entonces revise no a la novia, sino a usted mismo, porque quizas no eligio la pareja correcta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada