martes, 21 de junio de 2011

Calmante para el Espiritu

No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer. No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada