miércoles, 22 de junio de 2011

Calmante para el Espiritu

Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada