martes, 26 de enero de 2010

Enfermo en fin de semana largo


Siempre he apoyado y ponderado las maravillas de este país, la libertad que disfrutamos y lo peculiar que somos como dominicanos, por muchas de nuestra costumbres (muchas malas) es que somos el destino favorito para los extranjeros que quieren trabajar, vacaciónar, residír o invertir fuera de su patria.

Aquí usted se puede dar el lujo de pasarse un semaforo en rojo, conducir sin el cinturón de seguridad, manejar a exceso de velocidad, no pagar impuestos, extorsionar un ciudadano, sobornar una autoridad, no pagar una multa, parar un musicon frente a un hospital y así por el estilo un largo etcétera.

Pero entre tantas bondades que ofrece este país, hay un lujo que usted no se puede dar y ese es que usted no puede enfermarse en fin de semana ni días feriados le contaré que a falta de algo mejor que hacer, se me ocurrió enfermarme un domingo en la tarde de un fuerte dolor de garganta que me provoco fiebre muy elevada tanto así que a mi no me da frió y sentía un frío tan intenso que yo estaba temblando como un celular cualquiera.

Al verme así decidí ir al hospital y quien me atendió fue un enfermero debido a que no había un medico disponible en ese momento porque según él ellos no acostumbran trabajar los domingos, estando en esta situación llame a una amiga y le pedí que me recomendara algo para lo que padecía y después de ella preguntarle a alguien mas me llamo y me recomendó aplicarme un spray de Resolvorina en la zona afectada lo cual hice, se calmo un poco el dolor pero la fiebre persistió.

Cuando llegue a la casa una vecina me dijo que lo mejor para el dolor y la inflamación eran unas pastillas que se llaman Diclo K Biotic la cual compre, me la tome y para fortuna mía el dolor ceso por completo casi de inmediato, me sentí tan bien que decidí atender a una invitacion que me hicieron unos compañeros de trabajo que tenían un actividad en un colmado de la parte alta de la ciudad, pero estando allá me ataco de nuevo alta fiebre y un terrible frío tan fuerte que me impidio compartir con mis amigos.

De regreso a la casa me llamo un amigo y le conté mi condición a lo que el inmediatamente me "receto" Amoxicilina 500 mg para la posible infección en la garganta, Acetaminofen 500 mg para la fiebre y Acido Clavulanico para ayudar a la amoxicilina a surtir efecto.

Lo compre, me lo tome y me acosté con la intención de ir al otro día temprano al medico, en la mañana me levante igual de mal que el día anterior, me tome la dosis del día de los medicamentos y salí para el hospital, no le voy a dar detalles de lo que paso pero es bueno aclarar que no me pudieron atender en tres hospitales que visite porque era lunes 25 de enero día de fiesta por la conmemoracion del natalicio del Patricio Juan Pablo Duarte.

Por fin llego el Marte y fui a ver al medico con todo y mi botiquín de medicamento, el medico me reviso y me iba haciendo preguntas en la medida que avanzaba su chequeo y en una me pregunto que había estado tomando mientras tanto para esa dolencia y le dije:

Amoxicilina 500 mgs
Acetaminofen 500 mgs
Acido clavulonico 250 mgs
Diclofenac 50 mgs
Diclo K Biotic 500 mgs y
Resolvorina


El medico me miro con los ojos muy abierto y con cara de loco me dijo "De la garganta tu te sanara entre hoy y mañana, pero definitivamente hay que prestarle atención a tu cabeza, creo que no anda bien de ahí"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada