lunes, 11 de enero de 2010

Roxxxy, la primera robot para practicar sexo


Sale al mercado Roxxxy, la primera robot para practicar sexo. Roxxxy tiene la piel sintética, está dotada de inteligencia artificial, manda mensajes picantes al móvil y el comprador puede personalizar una de estas muñecas a su gusto.

Salio este fin de semana y se presento en una feria para adultos de Los Ángeles, es una evolución asombrosa de las muñecas hinchables.

Roxxxy mide 1,73 metros y pesa 54 kilos. Tiene piel, órganos sexuales y un esqueleto articulado que se puede animar y mover para colocarla en diferentes posiciones.

Según sus creadores, Roxxxy está dotada de inteligencia y entiende, escucha y habla. "Roxxxy no cocina ni pasa el aspirador, pero sabe ocuparse del resto, si entiende lo que quiero decir...», aseguró Douglas Hines, manager de la sociedad TrueCompanion, creadora de Roxxxy. Pero, por si acaso no entendemos lo que quiere decir, Douglas Hines lo explicó: «te escucha, te habla, te hace compañía y se va a dormir contigo, como una persona normal». Por supuesto, también sirve para los menesteres para los que fue creada: el sexo.

Puede personalizar el color de pelo de Roxxxy y sus gustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada