lunes, 9 de noviembre de 2009

Las lamparas de bajo consumo, precaucion


Cuidado con el mercurio. Un informe del Ministerio de Medio Ambiente británico advierte que provocan migrañas, vértigos y eccemas (afección de la piel). Si se rompen hay que evacuar a las personas de la habitación durante 15 minutos

Hay remedios que resultan peores que la enfermedad. ¿Este podría ser el caso de las famosas bombillas de bajo consumo? Pues de acuerdo a un informe del Ministerio de Medio Ambiente de Reino Unido emitido recientemente, sí.
Migrañas, vértigos, eccemas e intoxicación son sólo algunos de los riesgos potenciales que, según expertos, entrarían en nuestros hogares con el simple y ecológico gesto de reemplazar las bombillas tradicionales por las ahorradoras, conocidas como Lámparas Compactas Fluorescentes (en inglés CFL), cada vez más de moda en el mercado.
Más de un riesgo
¿Cómo estás bombillas se constituyen en un problema de salud? Pues su luz es más intensa que la que emiten las lámparas de hilo convencionales, de ahí que podrían desencadenar migrañas y eccemas en personas con la piel fotosensible.
Escrito por: MILLIZEN URIBE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada