lunes, 30 de noviembre de 2009

Me dieron gato por liebre!



Conocí a una muchacha que tenía unas trenzas que les llegaban,
hasta donde la espalda pierde el nombre, y unas largas pestañas que revoloteaban sin parar.

Su cara era iluminada por unos ojazos de un verde intenso, y en su bella sonrisa
en vez de dientes, mostraba perlas del mar y vestia una blusa que luchaba por disimular un hermoso busto, firme, rotundo, inmenso, que te dejaba sin respirar.

Era la chica con que soñé, desde que tuve uso de razón, era mi prototipo de una mujer, era lo máximo.

Como un idiota caí a sus pies, me deslumbro tanta perfección, que para mi era la unica mujer, que se merece un diez en cualquier tabla de valoracion, y estoy seguro que todas las mujeres de envidia se mueren cuando pasa ese bombon.

Pero me dieron gato por liebre, pues lo que de ella me enamoro, no era muy suyo precisamente, se lo compro.

Porque sus lindas trenzas, eran postizas, y sus pestañas de quita y pone, sus verdes ojos, lentillas verdes, que decepción!

Y no había tal pechonalidad, eran rellenos en su brasier, y cuando un día lo comprobe, casi la mato!

Y hasta las uñas se las compro, en las rebajas del corte ingles, y yo fuí un hombre ciego ante ese amor, pero por suerte no lo fui tanto como para tragarme ese cuento de comprar sin antes probar, no, no, no.

Cuando fuimo a la habitacion y empece a desvestirla suavemente, fueron tantas cosas las que le quite, que ya no supe que hacer, tan escurrida se me quedo, sin los rellenos que le saqué, que hasta los huesos me conmovió, ver su pobreza.

No era tan fea en su delgadez y seguía sintiendo por ella amor, pero la ingenua me confeso, "Que su dentadura, era una basura, y fue y se instalo otra mejor, no, no, no, que barbaridad!

Mi novia me engaño, mi novia me engaño! pense mientra la amaba, pero no se lo hice saber...

Yo se de algunas mujeres, que dizfrazan su verdad, pero el que quiere las quiere,
con sus defectos. Que mas da?

Por eso a algunos hombres yo los comprendos y comprendo a algunas mujeres que usan tantos trucos y que tienen muchas cosas que ocultar, porque hay que entender que si Dios así las quiere, nosotros tambien las tenemos que amar y a veces las tenemos que aguantar.

Cancion de Braulio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada