martes, 24 de noviembre de 2009

Quedarsele callado al jefe, puede ser fatal


Londres, 24 nov (EFE).- Soltar la ira con el jefe es beneficioso para el corazon y reduce considerablemente el riesgo de sufrir un infarto, por ejemplo, cuando uno se siente tratado injustamente en el trabajo y le grita o le contesta a su jefe, presenta menos riesgos que sufrir las humillaciones en silencio, según un nuevo estudio.

Las personas que sufren disgustos sin rechistar tienen dos veces más peligro de sufrir un ataque o morir de alguna enfermedad cardíaca que quienes explotan de ira, señala un informe sueco publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health.

Un amigo mio que veía este articulo conmigo comento "Bueno, si es por eso el jefe mio no se va a morir nunca, porque ese no se queda con un pique de nadie"

1 comentario:

  1. Ay Sr. B........... lo que le espera!!
    jajajajaja

    ResponderEliminar